martes, 1 de abril de 2014

INFINITO ADIOS

Con los ojos inundados y las manos heladas, con la piel agrietada y la voz rota. Cuánto más debe pasar, cuántas veces he dicho adiós, a quien más diré hasta pronto, quién me dirá a mi.

Quiero que sea este el último abrazo. No te vayas, nos has cautivado.
El sentimiento me hace daño, abandono las sonrisas por elegir la aflicción, soy todo yo mas cobardía, un poco de ardor.

Cuánto tiempo seguiré así. Mis ojos ven más claro, mis paso van más firmes.
Cuánto tiempo seguiré así, encerrada en ese abismo huyendo hasta de mi, cuanto creo poder estar. La obscuridad me deshace la soledad me consume, la conciencia no me deja ya dormir.

Deshagan ese motín, cansada de las voces, el sonido del dolor ya me lastima, estoy cansada de las voces, de hablar y hasta de caminar.
Cuál será el último adiós, cuánto faltara para un último abrazo.

No te puedo ver partir, te vas conmigo tu también. No te puedo ver partir. Me hace falta sonreír y eres tu quien me ayuda a hacerlo bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada