lunes, 10 de agosto de 2015

PROMETO...

Encendí la luz de lo que un día fue mi sueño, ahora la recamara esta alumbrada y me dirijo con todas las fuerzas del mundo, explotando buenas intenciones. Ésta vez no voy a volar y escapar a la obscuridad para no asumir mi responsabilidad.
Por que ahora existen ojos que anhelan verme en acción.
Una mañana más y recuento los días que llevo sin respirar cuando estás, ésta vez no logre controlar mi corazón pero prometo detenerme antes de comenzar por que podría hacerte volar.
Con cautela me deslizo sobre el pasillo y entonces enciendo las luces de la esperanza y comienzo otra vez.
Alguien dijo que no me podía rendir ante mi obligación, pero ellos no saben nada de esta lucha constante, sin embargo me aproximo a la meta o al menos eso creo con fuerza y no me caeré esta vez, las puertas derrumbare y al temor alejare otra vez, solo necesito el códice que me acompañe pues dependo de la fe y es mejor así que dejarlo a la suerte cuando se que nada de eso es verdad, que la historia será real cuando crea en su fuerza.
Muy a menudo podrán verme mal, pero solo estoy reconstruyendo por ustedes mis piezas que el príncipe dejo y que deje destruir, ahora con toda la razón renuncio a lo que no me pertenece y de donde no soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada