MI BIBLIOTECA

domingo, 5 de noviembre de 2017

ME ROMPISTE EN MIL GRIETAS OTRA VEZ

Si no tuviste el valor para dirigirme tu voz desde el inició, como pude suponer que lo harías ahora que no estás?
Si mis brazos fueron inmediatos, no lo lamento, solo quise hacerte saber que tenías un hogar.

Si no fue el tiempo suficiente de espera
Hubiera no perdido más de lo habitual
Pues no valimos ni un suspiro ni una señal,
Ya no hay nada más.

Las puertas eran de tu propiedad
Te adueñaste del contenido, te intentaste adueñar,
Pero dime qué es lo que merecía valor
Si agrietaste lo que nos pudo unir
No respondías mis llamados,
Solo era un sostén a tu huida
Solo era refugio a lo que no te ofrecían

Blanco y negro ahora estás en mi mente
Cierro ya las puertas, iniciome en silencio
Apago las luces, enciendo las llamas de lo que queda de tus letras
Así me despido

Clamó al cielo poder dormir esta noche
Y antes de marcharme al vacío deberías saber que te dejo partir, esta noche ya no estás aquí, esta noche eres del ayer.

Si mis brazos fueron inmediatos, no lo lamento, solo quise hacerte saber que tenías un hogar.
Si no tuviste el valor para dirigirme tu voz desde el inició, como pude suponer que lo harías ahora que no estás?

Si no fue el tiempo suficiente de espera
Hubiera no perdido más de lo habitual
Pues no valimos ni un suspiro ni una señal,
Ya no hay nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario