sábado, 4 de marzo de 2017

GRACIAS


Mis rodilla lastime, y no me importa.
Mis lagrimas corrieron hasta llegar al corazón, y no me importa.
Ellos me ven, y no me importa, ellos hablan de mi, hablan mal de mi, y no me importa.
Juzgan mi severidad, juzgaron por haber supuesto de madrugada. No me importa.
Tienen universos y fantasías que no cumplí. No soy de papel, no soy de cristal. Soy una más.
La vida la tome de bajada, no quise caer y ahora estoy justo aquí, de rodillas pidiendo al cielo me de otra oportunidad.
Grito el alto, que el cielo me escuche. Quiero honestidad para mi, sinceridad para ofrecer. 
Muchas veces mentí, muchas veces y sigo aquí. Un vaivén que solo va.
Rompí sus esperanzas, quebrante también su corazón, deshice los conceptos y fue mi culpa. Sembré falsedad, y si. Aun sigo aquí. aun sigo aquí de rodillas pidiendo al cielo un poquito de luz y. Se que merezco todo esto y ahora estoy aquí, de rodillas pidiendo que escuchen que si, fallé. No fue planeado, nada de eso yo lo planee 
Mantengo ahora el silencio para el externo y aunque conservo aun mucho ruido dentro no voy a sabotear contra ti, no diré nada mas por ahora. Guardare distancia, guardare el secreto, guardare silencio.
Mis ojos ahora arden y si, no me importa por que he visto tantos ojos llorar frente a mi convertí inmóvil.
Ahora retomare con gran sentido este camino.
Mi vida ahora es transparente, fue un destello en el pasado, se desvaneció, ahora solo me quedan estas cuatro paredes y un suspiro. Ahora solo levanto la mirada hacia el cielo para ver si estas tú.
No perderé mas la fe, y aun cuando me taches de falaz, no perderé la fe y debería prometer también que me voy a comprometer en cumplir cada palabra que mis labios puedan emitir. y quisiera ser capaz de elevar mis pensamientos hasta donde estas tu, y aunque pise tan fuerte a veces mi nombre también por encima de todo esto te encuentras tu, 
Aun cuando te haya mantenido en el ultimo sitio de mis recuerdos puedo sentir las lagrimas en el corazón, se que es tu fortaleza se de tu presencia, Acompañas mi alma y te siento a mi lado, te siento en silencio y me devuelves también con caricias de tranquilidad. 
Y si mis manos se han cansado ya de sujetar la esperanza, si mis rodillas ahora arden de aceptarme de lo falso, si no me queda mas aliento, y si muero no me queda ninguna duda de tu presencia. Porque cuando vi una tenue luz no era mas que tu asistencia. Debí siempre saber que fuiste tu.
Ahora retomare con gran sentido este camino y me elevo hasta lo eterno y aun que un gracias no es suficiente se que me contemplas. El error valido es y aun con tantas caídas te devuelves una vez mas y sujetas mi fe, me levantas otra vez ..